lunes, 27 de diciembre de 2010

Rosa Navidad.....




Reconozco que no soporto la navidad y que estos días me parecen de una gran hipocresía y cinismo. No soporto los valores que encierran y que han conseguido colocarnos, basados en su mayoría en el consumismo navideño o mas bien el despilfarro consumista. No soporto que en un año que ha sido muy duro, marcado por la crisis, el incremento del paro…. nos quieran vender un paraíso efímero y basado en el tener y el poseer, eso si todo ello regado de un sentimiento de amor y paz con fecha de caducidad en el 6 de enero.

No soporto ver como en estos días toma carta de ciudadanía el maravilloso papel de las mujeres de nuestras familias. Pensar en el menú de navidad, hacer la lista de la compra y cocinar, decorar la casa, preparar la vajilla, cristalería y cubertería para esa cena o comida tan especial, hacer la lista de los regalos, su envoltorio y dedicatoria… 

Y después, cuando llega esa maravilloso momento, todos juntos, sentados a la mesa, siempre hay una abuela, tía, sobrina, cuñada, suegra… que se encargara de todo, siendo la ultima en tomar asiento en la querida mesa familiar y deseando profundamente que no surja ninguna chispa o comentario que pueda iniciar la consabida y  no menos esperada riña familiar.

Y no soporto el ritual de los regalos. Para los mas pequeños de la casa, seguimos con la misma canción de siempre, muñequitas para las niñas, para que inicien su aprendizaje en el campo de la estética, la moda y el maquillaje; embellecimientos varios, a ser posible, todos ellos productos rosas, que las hagan soñar con un futuro de princesitas y amantes esposas . Para los niños siempre habrá uno de los típicos coches, los elementos que fomentan la competencia y la pelea, o aquellos productos que favorecen el desarrollo intelectual y cognitivo, como las construcciones. Total que me rindo a toda esta parafernalia y transmisión de roles sexistas y estereotipados.

 
Y para los que aun tengáis pendiente la búsqueda de un regalito para esa persona especial, os hago una sugerente propuesta, pensar en regalar SEXO ORAL. Por ser barato, solidario, no sexista, sostenible, ecológico y sobretodo por darnos unos momentos de máxima felicidad.









No hay comentarios: