sábado, 5 de febrero de 2011

Carmen de Burgos y Seguí. "Colombine"


Escritora, traductora y la primera periodista profesional en lengua española, fue maltratada por los críticos y escritores que parecían recelar de su libertad. Su eminente importancia como escritora fue relegada y reducida a la condición de "amante" de Ramón Gómez de la Serna, el cual, después de veinte años de relación, se fugó con la hija de Carmen a París.


Una de las primeras defensoras del papel social y cultural de la mujer, el divorcio, el voto femenino y especialmente de la libertad y del goce de existir.

Por su condición de redactora del madrileño "Diario Universal, cubrió diferentes episodios de la Guerra de Marruecos en 1909, siendo una de las primeras mujeres corresponsales de guerra de la historia de España. 

Bautizada en la Iglesia Parroquial de San Pedro (Almería) con los nombres de María del Carmen, Ramona y Loreta, nació al amanecer del día 10 de diciembre de 1867 en Almería. Era hija de José Burgos Cañizares, propietario, y Vicecónsul de Portugal en Almería, y de Nicasia Seguí Nieto.

Vivió en Rodalquilar, Níjar, donde su padre poseía tierras, minas y el cortijo "La Unión", hasta que se casó a los dieciséis años, contra la voluntad de su padre, con Arturo Álvarez Bustos, catorce años mayor que ella. Éste era hijo del gobernador civil de Almería, quien además tenía en propiedad la tipográfica que imprimía el principal diario de la capital, lo cual permitió a Colombine familiarizarse con el mundo de la prensa, colaborando en la Almería Bufa.

Su marido, “la equivocación mas grande de mi vida”, le era infiel y la maltrataba física y psicológicamente. Finalmente, problemas matrimoniales y la muerte de su hijo (de los tres que tuvo sólo sobrevivió su hija Maruja), la llevaron a Madrid abandonando el domicilio conyugal. En Madrid conoce a otra gran mujer, Mercedes Pinto que también venia huyendo de un matrimonio violento y marcado por la enfermedad mental de su marido.

Así describe estos primeros momentos su compañero sentimental, el escritor Ramón Gómez de la Serna: «Carmen vino a Madrid a rehacer su vida, sin recursos, con su hija en brazos (...) Carmen, con su sombrerito triste y con su hija siempre en brazos» y «en medio del escándalo provinciano».

Tras el divorcio, decidió estudiar magisterio, como alumna libre, al mismo tiempo que se iniciaba en el articulismo. Según datos oficiales ingresó en la Escuela Normal de Maestras de Guadalajara en 1901. En 1905 consiguió una beca para ampliación de Estudios en el extranjero y en 1907 fue comisionada para desempeñar la Cátedra de Economía Doméstica en la Escuela de Artes e Industrias de Madrid.

Ese mismo año se traslada a la Escuela Normal Superior de Maestras de Toledo (sus biógrafos coinciden en que fue un castigo impuesto a causa de un artículo publicado en el Heraldo de Madrid que no gustó a la autoridad académica). Allí «sobrevivió » hasta 1909, año en que se trasladó a Madrid como auxiliar de la Sección de Letras en la Escuela Normal Central de Maestras, al mismo tiempo que desempeña la Cátedra de Economía Doméstica en la Escuela Superior de Artes Industriales.

En 1903, se convirtió en la primera mujer redactora de un periódico, el Diario Universal, cuyo director la instó a firmar sus colaboraciones con el seudónimo Colombine, que ella utilizó también en su obra literaria. Su primera columna de entrevistas, que planteaba el tema del divorcio en España, fue pronto suspendida, pero para sorpresa suya la hizo famosa. Participó en la fundación de la Revista Crítica y de Prometeo y, en 1909, viajó a Marruecos como corresponsal de guerra. Para esas fechas, Colombine y Ramón Gómez de la Serna formaban ya una pareja.
 

 
Documentos encontrados en el archivo de Juan Ramón Jiménez


En el verano de 1907, con motivo del debate parlamentario sobre la reforma electoral -tras la aprobación del sufragio universal en 1890- dos grupos minoritarios presentarán enmiendas en favor del voto femenino. Ninguna de las propuestas plantea dicho voto en igualdad de condiciones que el hombre, pero eso no es óbice para que sólo nueve diputados voten a favor. Un año más tarde, siete diputados republicanos vuelven a proponer una enmienda también muy limitada: podrán votar en las elecciones municipales - pero no ser elegidas - las mujeres mayores de edad emancipadas y no sujetas a la autoridad marital. Por una veintena de votos la propuesta es rechazada. 

Sin embargo, estas tímidas propuestas no tienen su continuación en la sociedad y tan sólo algunos periódicos le prestan alguna atención. Entre ellos,  el Heraldo de Madrid  en él que escribe Carmen de Burgos, que desarrollará a través de sus escritos una importante campaña de información y sensibilización. 




Carmen será la primera en publicar una encuesta sobre el voto femenino y otra sobre el divorcio. Los resultados de la primera - realizada entre octubre y noviembre de 1906 - son muy significativos. De 4.562 respuestas recibidas, 922 eran partidarias del voto femenino, pero sólo 109 lo aceptaban sin ninguna restricción, mientras un número todavía menor, 39, opinaban que la mujer podía ser elegible.

En 1911 fue nombrada profesora especial de la Escuela de Artes y Oficios de Madrid. Fue también profesora de sordomudos y ciegos, actividad que ejerció hasta su muerte. Como apuntamos, su faceta como pedagoga siempre se vinculó a su actividad como escritora y periodista.

De ideología krausista, se interesó por la educación infantil y los derechos del niño; militó contra la pena de muerte y defendió la comunidad sefardita internacional, empeño que le llevó a crear la Alianza Hispano-Israelí. Se hicieron conocidas además sus conferencias, dadas en el ámbito del movimiento feminista, bajo títulos como "Misión social de la mujer" , "La mujer en España", "Qué es el feminismo," o "La Mujer ante el derecho", ésta última en La Sorbona parisina. 

Sus argumentos los apoyaba con sus propios libros "El divorcio en España"y "La mujer moderna y sus derechos". Miembro de la  Cruzada de Mujeres Españolas, colectivo en el que desempeña una importante actividad y que es el responsable de la primera manifestación callejera pro sufragio en España, cuando en mayo de 1921 sus militantes distribuyen por las principales vías de Madrid un manifiesto firmado por un amplio abanico de mujeres, desde Pastora Imperio a la marquesa de Argüelles pasando por las Federaciones Obreras de Alicante.




Entre sus novelas más conocidas se encuentra "Puñal de claveles", escrita al final de su vida y basada en el suceso conocido como el crimen de Níjar que tuvo lugar en 1928 en el Cortijo del Fraile, en los Campos de Níjar, y que fue una de las inspiraciones con que contó Federico García Lorca para sus Bodas de Sangre.

El 9 de octubre de 1932, durante una intervención en el Círculo Radical Socialista, sobre un tema de educación sexual, al acabar la frase “En las bodas del futuro, al tomarse los dichos, acudirá el médico, en vez del confesor”, se sintió enferma, siendo trasladada a su domicilio donde falleció de un edema pulmonar complicado con una insuficiencia cardíaca. 

Su amiga Dolores Cebrián, esposa de Julián Besteiro y compañera de Carmen en la Normal de Toledo, lo comunicaba oficialmente al Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes.

Al otro lado de la frontera, la revista portuguesa Portugal Feminino, con la que colaboró en vida, también ofrecía su tributo a la feminista española insertando la necrológica (elaborada por su amiga Ana de Castro Osorio) en su «Página Feminista»: «Carmen de Burgos, la gran escritora española que el 9 de octubre murió heroicamente en plena actividad de acción liberadora, es un valor mundial que todas las mujeres deben respetar (...) Amaba sus ideales más que a su propia vida... Y quien sabe si su gran y heroico sacrificio quedará aún largos años desconocido e inútil para la sociedad y, principalmente, entre las mujeres, al progreso de las cuales se sacrificó». Según el diario “El Sol” sus últimas palabras fueron 


Muero contenta, porque muero republicana ¡Viva la República!" .






Si tenemos en cuenta que en 1870 sólo el 9,6% de las mujeres sabe leer y escribir, el papel desempeñado por Carmen de Burgos adquiere aun mas importancia. Independiente a ultranza fue una temprana feminista, aunque a ella no le gustaba ese término.






Fuetes:Wikipedia;http://biografiasde.com;http://escritoras.com/;www.carmendeburgos.org; http://www.escritorasypensadoras.com/;Elvotofemenino en España en www.almendron.com/historia/contemporanea/sufragismo/www.editorialmuleyrubio.com: fundacion carmen de burgos

No hay comentarios: