sábado, 16 de abril de 2011

Doria Shafik.

Feminista militante, Licenciada en Filosofía por la Universidad de Alejandría, se doctoró en Letras por la Sorbona y fue la primera mujer extranjera en presentar una tesis, en 1940 en esa Universidad, que versaba sobre la situación de la mujer en Egipto.

Doria Shafik, nació en Tanta, en el delta del Nilo en 1908 y estudió en una escuela misionera francesa. Estuvo entre las primeras estudiantes femeninas becadas por el Ministerio de Educación egipcio a la universidad de La Sorbona, en París, doctorándose en filosofía. Su tesis titulada ''Mujer en el Islam'' argumentaba que el Islam permitía la igualdad para la mujer

Feminista que luchó incansablemente por la igualdad de derechos de mujeres y varones,  tuvo contacto con las organizaciones de mujeres de todo el mundo, no sólo de lo que hoy se considera Occidente, sino también de Turquía, Pakistán, India, Líbano, Japón, etc.. En 1947 cuando la ONU autorizó la división de Palestina, tomó una posición combativa en contra de ella, apoyando sobre todo a sus mujeres y fundó y dirigió la asociación de las Bint dí-Ntí (Hija del Nilo).

La princesa Shuvekar, primera esposa del rey Fuad I de Egipto, le ofreció a finales de los años 40 el puesto de gerente principal de una nueva revista para mujeres con el objetivo de escribir sobre la liberación de la mujer egipcia. Esta fue la primera revista escrita en árabe orientada a la enseñanza y educación de la mujer egipcia.  Infatigable en sus múltiples ocupaciones para el mejoramiento de la condición social de la mujer egipcia, encabezó la delegación femenina que se entrevistó con el primer Ministro egipcio para pedir todos los derechos políticos para la mujer, incluido el voto.

En febrero de 1951, condujo una manifestación de unas 1500 mujeres egipcias que irrumpió en el Parlamento egipcio logrando exponer sus cuestiones y demandas al Consejo. Después de una semana, el Consejo incluyó en la nueva constitución el derecho de las mujeres al sufragio activo y pasivo al parlamento. El éxito fue parcial ya que para ejercer el derecho al voto, las mujeres debían saber leer y escribir además de inscribirse previamente en un registro. Esto reducía drásticamente la cantidad de mujeres que podían votar. A los votantes varones no se les exigía ningún requisito para ejercer sus derechos. A pesar de que el éxito no era total, Doria abandonó la huelga de hambre que había iniciado a raíz de la petición.

Su compromiso con la igualdad de las mujeres la llevo a fundar un movimiento para erradicar el analfabetismo entre las jóvenes y la mujeres en muchas zonas populares en el Cairo y fundó una escuela en Boulaq, con el mismo propósito.

A pesar de la independencia del país en 1922, la injerencia británica en Egipto era constante. En 1951 Doria Shafik colaboró en la preparación de un destacamento paramilitar de mujeres egipcias para la resistencia armada contra las unidades del ejército británico que ''velaban'' por los intereses económicos de la metropoli en el canal de Suez. La intención era participar en la lucha y mandar enfermeras preparadas a la zona. También lideró una manifestación de mujeres que bloqueó en junio de 1951 la sede del banco británico, Barclays de El Cairo en un llamamiento al boicot de los intereses económicos británicos.

Después de la revolución egipcia de 1952 que derrocó al rey Faruk I propuso en 1953 al gobierno presidido por el coronel Gamal Abdel Nasser, transformar la organización ''Las hijas del Nilo'' en  el primer partido de las mujeres de Egipto. Ella misma había fundado esta asociación femenina dentro del entonces partido único oficialista, ''Partido del Nilo'' en 1948. A pesar de que el régimen seudosocialista egipcio realizaba algunas medidas a favor de la liberación femenina, estas tenían poco más que fines propagandísticos.




Egipto tuvo multiples vaivenes políticos tras la revolución. La ausencia de libertades hacía más difícil las actividades de Doria Shafik. A pesar del éxito parcial en obtener el voto femenino otros muchos problemas de la mujer como la poligamia, el acceso a la educación, la libertad de movimiento, los |matrimonios concertados o la igualdad dentro del matrimonio entre otros, estaban por resolver.

Naser se resistía aplicar cualquier reforma a la que pudieran oponerse con fuerza los líderes religiosos. A causa de una huelga de hambre radical y solitaria contra el general Abdel Nasser en 1957, Doria  fue puesta bajo arresto domiciliario, la revista que publicaba fue cerrada y se retiró la autorización a la asociación ''Las hijas del Nilo'' lo que provocó su disolución.

Doria Shafik fundó varios periódicos, incluyendo ''La nueva mujer'', ''Hija del Nilo''. Durante sus años de arresto domiciliario, tradujo el Corán al Inglés y  francés, y escribió varios libros de poemas además de sus propias memorias. Se negó a que sus memorias fuesen publicadas, legándoselas a sus hijas.

Tras su arresto domiciliario, el gobierno de Nasser mandó excluir el nombre de Shafiq de todos los textos egipcios, revistas y libros, lo que ha supuesto que hoy en día, haya muy poco escrito sobre ella y es difícil encontrar sus textos originales.

Tras ser puesta bajo arresto domiciliario en 1957, tenía permanentemente un policía en la puerta y se le prohibió cualquier visita aparte de sus familiares. Tras la muerte de Naser en 1970 recuperó cierta libertad de movimientos e incluso pudo viajar a Estados Unidos para visitar a una de sus hijas. A pesar de las multiples peticiones no quiso volver a la actividad política. En 1975 murió al caer por el balcón de su casa. La versión oficial fue la de suicidio ya que Doria estaba deprimida y estaba asistiendo a un psiquiatra.

Fue, desde los años 40, una incansable luchadora por los derechos de las mujeres egipcias, siguiendo la estela marcada por Melak Hifni Nassef (1886-1918) autora de Fragmentos feministas donde se pedía para la mujer derecho a la educación y al trabajo y Houda Sha'arawi que fundó en 1923, la EFU (Egyptian Feminist Union) como plataforma para la consecución del sufragio femenino. Houda tuvo contactos internacionales importantes y, al regresar del congreso celebrado en Roma de la Alianza Internacional de Mujeres, junto con una compañera de militancia tuvo el gesto simbólico de arrojar el velo al Nilo. 





Doria fue una mujer que vivió entre sus ideas de igualdad y libertad, que algunos egipcios veían como una forma más de colonialismo, y el fuerte apego a sus raíces y su cultura. Mujer muy controvertida en su país por llevar hasta el límite sus convicciones, pero a la que quizá hoy se comprenda mejor si entendemos el feminismo  como un movimiento que lucha por la emancipación de todas las mujeres y que, por tanto, tiene que formar parte de una cultura universal.






*Asunción Oliva Portoles, ''Recuperación de una voz olvidada'', *Cynthia Nelson, ''Doria Shafik, Egyptian feminist: a woman apart'', University Press of Florida.


No hay comentarios: