domingo, 19 de junio de 2011

Alicia de Larrocha de la Calle.



Ha sido calificada como «la mejor pianista española del siglo XX», «la mejor pianista española de la historia» o «la mejor pianista del mundo» por prensa escrita, músicos o jurados como el de la Fundación Principe de Asturias y una de las mejores intérpretes de piano del siglo XX especialmente en obras de Mozart y del repertorio español.


Alicia de Larrocha de la Calle, nació en Barcelona un  23 de mayo de 1923. Creció en un ambiente familiar musical pues su madre y su tia Carolina fueron discípulas de Enrique Granados. Ella misma con 3 años estudió piano con el maestro Frank Marshall, y armonía con Ricardo Lamote de Grignon y Joaquín Zamacois.

En la Academia Granados conoció a Arthur Rubinstein, Alfred Cortot y otros grandes pianistas de la época. Cuando Marshall abandonó España en 1936 se vio obligada a proseguir sus estudios por su propia cuenta hasta 1939, cuando reanudó el trabajo con su maestro hasta la muerte de éste, continuando sus pasos al frente de su academia desde 1959.

Interpretó su primer concierto con seis años, en la Exposición Universal de Barcelona de 1929 y cuenta la tradición que hubo que añadir unas calzas a los pedales del instrumento para que la niña pudiera accionarlos. A los 11 años dio un concierto en Madrid con la Orquesta Sinfónica dirigida por Arbós y ahí quedó establecido que el prodigio desembocaría en una sólida trayectoria como intérprete. 

A partir de 1939 ofreció conciertos con diferentes orquestas europeas, pero es en 1954 al protagonizar una gira por los Estados Unidos con la Orquesta Filarmónica de Los Angeles, invitada por Alfred Wallenstein, cuando empieza su reconocimiento internacional por su impecable técnica al piano. Desde entonces, hasta el 2003, dio más de 3.500 conciertos por los 5 continentes, aunque fue en Norteamérica donde fue más requerida, haciendo 3 giras anuales (de tres meses cada una). En 1968 estuvo a punto de ver truncada su ya brillante carrera al lesionarse un dedo pulgar con la puerta de un taxi.




Es especialmente reconocida por sus interpretaciones de autores españoles, en particular, de composiciones de Manuel de Falla, Enrique Granados e Isaac Albéniz.

En 1959, año del fallecimiento de su maestro Frank Marshall, fue nombrada Directora de la Academia Marshall, continuadora de la Academia Granados, donde además de supervisar la labor docente del centro impartía, clases magistrales de piano.

Alicia de Larrocha deja una vasta discografía que consta de más de setenta grabaciones entre 1954 y 2002. Sus álbumes han sido editados, entre otros, por Decca, EMI, RCA, CBS, Philips (Eloquence), Sony, Ariola o RTVE. Y han sido reconocidos con 4 Premios Grammy como mejor solista instrumental de música clásica: en 1974 (por Iberia, de Albéniz), 1975 (Concierto de Ravel, y Fantasía de Faure), 1985 (Iberia, Navarra y Suite Española de Albéniz) y 1991 (Goyescas de Granados).

Su trayectoria discográfica ha sido también galardonada con 3 Premios Edison (1968, 1978 y 1989), 2 Grand Prix du Disque (1960, 1974), 2 Record of the Year (1971 y 1974), el Deutsche Schallplattenpreis (1979) y el Premio Franz Liszt (1980).[12] Ha sido la única intérprete española incluida en la recopilación de los 74 mejores pianistas del siglo XX, editada por diversas compañías discográficas.

Es Doctora honoris causa por las Universidades de Michigan, Carnegie-Mellon, Middlebury College, y Lérida. Y Académica de Honor de las Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando de Madrid (1981), de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias de Granada (1984), de Bellas Artes de Sant Jordi de Barcelona (2000), de la Royal Academy of Music de Londres y de la Academia de Bellas Artes de Baviera.

Ha sido condecorada con la Legión de Honor y la Orden de las Artes y las Letras (como Commandeur des Arts et des Lettres) de Francia, la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, Medalla de Honor de la Fundación Albéniz, Medalla de Oro de la Generalidad de Cataluña y Medalla de Honor del Festival de Música y Danza de Granada.

Entre otros importantes premios internacionales, ha sido galardonada con los de: Músico del año, en Nueva York, en el año 1982, Premio Internacional de Música de la Unesco, París, 1995, además de los recibidos por su trayectoria discográfica.

Entre los premios nacionales, además del Premio Príncipe de Asturias de las Artes (1994), ha recibido el Premio Yehudi Menuhin a la integración de las Artes (2004), dos Premios Ondas (1992 y 2000), el Galardón de la Sociedad General de Autores de España (1983), el Premio Nacional de Música (1984), y de otras instituciones públicas y privadas.

En 2003 decide retirarse a los 80 años. Para celebralo realiza una gira por sus habituales lugares ofreciendo diversos conciertos alrededor del mundo. El 26 de enero de 2003 y en el Auditorio de Barcelona, la pianista catalana despidió su larga carrera profesional interpretando a Mozart (Concierto en la mayor K.488). Falleció en Barcelona a los 86 años como consecuencia de la evolución de un largo proceso cardiorespiratorio.  

Esta grandísima pianista de 1,40 de estatura sorprendía como podía ser tan habilidosa tocando el piano con manos tan diminutas










Fuentes: The Newyork Times; The Journal of a Musician; Encyclopedia of World Biography

No hay comentarios: