sábado, 22 de octubre de 2011

Sarah Bernhardt.

“¿Quién es Sarah? –se preguntaba Rubén Darío-. No sabremos decirlo. La palabra no existe. Sarah es lo que impele, lo que arrastra, lo que aborrece, lo que adora, lo que llora y lo que ríe…”…… es la soberana absoluta del arte en su mas alta significación : la vida real.

Henriette Rosine Bernard, actriz francesa de origen judío, nació en París, desconociendose el día exacto de su nacimiento; tanto se propone el 22 de octubre, 23 o 25 como la fecha correcta, pero no parece haber ninguna prueba para cualquier de estas fechas.  

Su madre era una mujer de religión judía, de origen holandés y llamada Julie Bernardt, alias Youle que se ganaba la vida como prostituta de lujo junto con su hermana, Rosine Bernardt. Julie tuvo varias hijas más: en abril de 1843 tuvo dos niñas gemelas que fallecieron a las dos semanas. Tras Sarah, tuvo a Jeanne (fecha de nacimiento desconocida) y a Régine en 1855. Todas fueron hijas de padres distintos y desconocidos.  

Su vida familiar no fue sencilla. Tuvo una relación tensa y distante con su madre, Julie, que nunca fue una madre cariñosa e interesada y ese hecho hizo que Sarah siempre buscase su aprobación y su cariño. Julie Bernard sentía predilección tan sólo por su hija Jeanne y descuidó totalmente la educación de su hija menor, Régine.

Sarah Bernhardt nunca supo quién era su padre biológico, aunque se cree que era el Duque de Morny medio-hermano de Napoleón III. Pasó los primeros 4 años de su vida al cuidado de una ama de cría. La primera lengua que Sarah conoció fue el bretón y es por esta razón que al iniciar su carrera teatral, adoptó la forma bretona de su apellido: Bernhardt. En esta época sufrió un accidente que muchos años después le acarrearía graves problemas de salud. Cayó por una ventana rompiéndose la rodilla derecha. Aunque sanó sin problemas, la rodilla le quedó delicada para siempre y tras el accidente, su madre la llevó consigo a París donde permaneció dos años. 

A punto de cumplir 7 años ingresó en la Institución Fressard un internado para señoritas donde permaneció dos años. En 1853 ingresó en el colegio conventual Grandchamp, cercano a Versalles, donde fue bautizada e hizo la primera comunión. El ambiente místico del colegio le hizo plantearse el hacerse monja. 

Tras abandonar Grandchamp a los 15 años, su madre trató de introducirla en el mundo galante para que se ganara la vida como prostituta de lujo, pero Sarah, influenciada por su educación conventual, se negó repetidamente a ello. 

Sarah y Julie
Julie Bernard tenía un salón en su piso parisiense donde se reunían sus clientes, entre los que estaba el duque de Morny. Morny aconsejó que Sarah se inscribiera en el Conservatoire de Musique et declamation y gracias a sus contactos, Sarah entró sin dificultad en 1859. 

En 1861 ganó un 2º premio en tragedia y una mención honorífica en comedia. Finalizados sus estudios en el Conservatorio, entró, de nuevo gracias a los influyentes contactos de Morny, en la Comédie-Française. 

La ya considerada como posiblemente la mejor actriz teatral del último cuarto del siglo XIX y las dos primeras décadas del XX, sin embargo, no tuvo unos principios fáciles: miembro de la compañía de la Comédie Française desde 1862, sus primeras actuaciones suscitaron escaso entusiasmo entre el público. Debutó el 11 de agosto de 1862 con la obra "Iphigénie" de J. Racine. Su fuerte carácter le atrajo problemas con sus compañeros lo que provocó que abandonara la Comédie por primera vez en 1863. Tres semanas más tarde fue contratada por el Teatro Gymnase donde hizo 7 pequeños papeles en distintas obras

Actuó por útima vez el 7 de abril de 1864 con la obra "Un mari qui lance sa femme". Ese mismo año conoció a uno de los grandes amores de su vida, Charles-Joseph Lamoral, príncipe de Ligne, con el que inició una apasionada relación, hasta que quedó embarazada y el príncipe la abandonó. 

El 22 de diciembre de 1864 dio a luz a su único hijo, Maurice Bernhardt, que  siempre estuvo muy unido a su madre. Vivió siempre a su sombra, malgastando auténticas fortunas en el juego, en viajes y en una vida regalada. 

Sin un oficio y habiendo fracasado momentáneamente en el mundo del teatro, Sarah siguió los pasos de su madre convirtiéndose en una cortesana de lujo, actividad que no abandonó hasta que su carrera teatral se hubo afianzado con éxito y pudo mantenerse sólo con el trabajo que le reportaba el teatro. 


Ruy Blas

Sarah Bernhardt sentía predilección por su hermana pequeña Régine y cuando logró ser independiente se la llevó a vivir consigo para alejarla de la madre y de las intenciones de ésta de convertirla también en cortesana. Lamentablemente a causa del abandono afectivo que sufrió y del ambiente del piso de su madre, Régine se convirtió en prostituta a los 13 años. Falleció a los 18 años, en 1873, a causa de la tuberculosis. Su otra hermana, Jeanne, también fue cortesana durante una época y siempre que tenía necesidad de dinero. Para apartarla de la mala vida, Bernhardt se la llevó consigo con su compañía y la acompañó en varias de sus giras americanas y europeas. Era una actriz mediocre, pero hacía pequeños papeles y vivía una vida de lujo junto a su hermana.

En 1870, en la guerra con Prusia, Sarah cuidó heridos durante el asedio de Paris.  Tras la derrota francesa, muchos intelectuales exiliados por estar en contra del emperador pudieron regresar a Francia, entre ellos Víctor Hugo.

En 1872 comienza a interpretar obras de V. Landon escritas para ella: “Fedora”, “Cleopatra” y “Teodora”. El regreso, antes señalado, de Victor Hugo fue trascendental en la vida de Bernhardt ya que el escritor la eligió para protagonizar el reestreno de su obra Ruy Blas, (1872), donde destaco por su actuación de carácter carismático, sensual y melodramático, al igual que en Fedra (1874). Bernhardt además protagonizó otra obra de Hugo: "Hernani"".  



"Ruy Blas" la encumbró a cotas de éxito inimaginables y regresó a la Comédie-Françasie como una gran estrella y allí afianzó su repertorio y sus múltiples registros como actriz. En 1879 realizó su primera salida de Francia, estando 6 semanas en Inglaterra haciendo dos representaciones diarias con un éxito rotundo. Al llegar al país fue recibida espectacularmente, lo que indica que su fama había cruzado las fronteras de Francia. Esta primera visita conoció a un joven escritor llamado Oscar Wilde. Años más tarde, en 1893, Bernhardt aceptaría representar su obra "Salomé".

Sarah Bernhardt fue la primera actriz-empresaria del mundo del espectáculo. A raíz de una relación muy tensa con el director de la Comédie Française ( en la cual fue la primera mujer miembro de pleno derecho), Sarah rompió su contrato y dimitió el 18 de marzo de 1880. 

La Comédie pleiteó contra ella ganando el juicio. Sarah Bernhardt tuvo que renunciar a su pensión de 43.000 francos que hubiera tenido si hubiese permanecido un mínimo de 20 años en la Comédie y además se la condenó a pagar 100.000 francos de multa que nunca llegó a pagar. 

Ese mismo año, comenzó una gira internacional, viajando en coches de lujo especial, de trenes y de grandes cantidades de dinero que aparecen en las ciudades de toda Europa y los Estados Unidos. La gira por EEUU, que fue exitosa, le valió la excomunión del obispo de la iglesia anglicana por ofrecer la obra “ Adriana Lecouvreur “ catalogada por el mismo como indecente. En su visita tambien conoció a Thomas Edison y registró su voz en el recién inventado fonógrafo.

A su vuelta y disponiendo de una gran fortuna, arrendó el teatro Porte-Saint-Martin en 1883. En este teatro produjo y actuó en obras como "Frou-Frou" y "La Dame aux Camélias", entre otras. Durante sus giras, el teatro permanecía abierto y se estrenaban obras continuamente con distinto éxito comercial. Bernhardt no dudaba en apoyar el teatro de vanguardia, así que además de repertorio clásico, en el Porte-Saint-Martin se estrenaban obras de nuevos autores que rompían con el teatro tradicional. Tras unos años, Bernhardt arrendó del Théatre de la Renaissance, donde representó muchas obras de éxito. 

En 1887, representando “Tosca” en Brasil, se fracturo una pierna durante una función, en una caída en la que los utilleros se olvidaron de poder los colchones de amortiguación. Accidente mal curado, a raíz del cual sufrió infecciones durante 20 años, teniendo que recurrir habitualmente a la morfina.

La Tosca
En 1899 arrendó por 25 años el enorme Theâtre des Nations, único teatro donde actuaria durante los últimos 24 años de su vida.

Sarah también realizó algunas incursiones en el cine. Sus películas más conocidas son La dama de las camelias, en 1911,  (mas conocida por el público de EE.UU. como Camille) y en 1912 La reina Isabel. Artista polivalente en sus horas libres ejerció como pintora, escultora y escritora. 

Bernhardt tuvo una agitada vida sentimental, en la que destacan nombres como Gustave Dore, Victo Hugo, Jean Mounet-Sully, Jean Richepin, Philippe Garnier, Gabriele D´Annunzio, Eduardo, Príncipe de Gales, entre otros.

Se casó una sola vez, el 4 de Abril de 1882, con un oficial griego llamado Jacques Aristidis Damala, adicto a la morfina.  Fue un matrimonio tempestuoso, en el que Sarah intentó convertir en actor a Damala, pero fracasó. La actriz le impartió clases de actuación y le dio el papel de Armand Duval en "La Dame aux Camélias". Se eran infieles mutuamente y Damala se alistó en la Legión siendo destinado a Argelia. 

Las separaciones y reconciliaciones fueron continuas hasta que Sarah decidió irse de gira por todo el continente americano en 1887 y Damala ya no la acompañó. Era la separación definitiva. Permanecieron casados hasta la muerte de Damala a la edad de 42 años. 


 

El estilo de actuación de Bernhardt se basaba en la naturalidad. Ella detestaba profundamente las viejas normas del teatro francés donde los actores declamaban histriónicamente y hacían gestos sobreactuados. Rompió con todo lo establecido profundizando en la psicología de los personajes. Estudiaba cada gesto y cada entonación del texto que debía decir buscando la perfección natural sin que se notara ningún tipo de artificio. 

Destaca en su arte que representando siempre a grandes heroínas de tragedia o reinas, siempre huyó de la sobreactuación y de la afectación. Son famosas sus escenas de muerte, en las que en vez de según sus propias palabras, "ofrecer toda una retahíla de patologías" tales como estertores, toses, gemidos agónicos, profundizaba en el acto de morir desde el punto de vista psicológico y sentimental.

Ella es quien en su obra L’Aiglon, asumió el primer papel masculino interpretado por una mujer, al igual que fue la primera en representar el papel de Hamlet y Ofelia. Se le atribuyen muchas leyendas, algunas reales como el haber representado “La Dama de las camelias” de Dumas mas de mil veces. 
 
De ella se dice que solía viajar acompañada de varios perros, gatos, pájaros, tortugas, monos e incluso leopardos y caimanes y que vivió obsesionada por la muerte, siendo una asidua del deposito de cadaveres de Paris y viajando con un ataud en el que dormia de vez en cuando.

Eso por no hablar del pastel llamado “Sara” creado por pasteleros de Barcelona como homenaje a la actriz en una de sus visitas a la ciudad.

A los 71 años le fue amputada una pierna y desde entonces, sólo aceptó papeles en los que no tuviese que andar por el escenario. Su salud fue empeorando hasta sufrir un grave ataque de uremia, que estuvo a punto de acabar con su vida. En 1922, vendió su mansión en el campo de Belle-Ile-en-Mer, donde había rodado años atrás una película-documental sobre su vida. Cuando le llegó la muerte estaba rodando una película, "La Voyante". El 25 de marzo de 1923 su estado empeoró y los médicos dieron todo por terminado. 

La noticia de su agonía recorrió París y la multitud se agolpó  a las puertas de su casa en  el el boulevard Pereire. Sarah preguntó si había periodistas afuera  y al contestarle que si ella pronunció sus últimas palabras: 

“Durante toda mi vida los reporteros me atormentaron sin descanso. Ahora puedo atormentarlos yo un poco, haciéndoles esperar mi muerte". 

 Su cuerpo está enterrado en el cementerio parisino Pére Lachaise.








Fuentes:http://www.answers.com/topic/sarah-bernhardt#ixzz1bRNYNKoQ; Gran Enciclopedia Catalana; teatro tecnico para actores; Enciclopedia Británica


No hay comentarios: