viernes, 18 de mayo de 2012

Madeleine Pelletier.



La primera psiquiatra francesa que trabajó en un "asilo" para enfermos mentales, fue también una defensora de los derechos de las mujeres —concibiéndolas como sujetos libres y autónomos, un concepto absolutamente minoritario en la Europa de finales del siglo XIX. La mujer vestida con traje de hombre, masona, y que pregonaba los ideales del neo-malthusianismo, rechazaba las convenciones burguesas y trabajaba para modificar en lo cotidiano el tradicional lugar de la madre-esposa.



Madeleine Pelletier, médica de profesión, nacida en Paris el 18 de mayo de 1874. Hija de madre soltera que se gana la vida como vendedora ambulante, conoce una infancia muy pobre y muy pronto se encara a su madre, mujer dura y dominante. Hay quienes señala que en su familia eran 6 hermanos y que su padre, conductor, sufrió una  hemiplejía en 1878, quedando confinado a su silla de ruedas, siendo frecuentes la discusiones entre Madeleine y su padre por entender este que la escuela era alternativa a la miseria. Madeleine asiste a una institución religiosa y de paso, en 1885 el certificado de la escuela primaria, pero dejó la escuela contra el consejo de sus profesores, frecuentando en esos tiempos los círculos libertarios y feministas.

Tiempo después rindió libre las materias del bachillerato  que aprueba en 1897 y el año siguiente, a pesar de la resistencia de su familia, obtuvo una beca y en 1898 ingreso a la Facultad de Medicina de París, a pesar de los numerosos obstáculos que encuentra como mujer libre y emancipada.

Pelletier empieza estudiando como antropóloga la relación entre el cráneo y la inteligencia, según las taorías de Paul Pierre Broca, junto con Charles Letourneau y Léonce Manouvrier. Abandona la antropología, oponiéndose a la idea de que el tamaño del cráneo pudiera determinar la inteligencia y las diferencias entre sexos.

Después de romper con la antropología, Pelletier orienta sus intereses hacia la psiquiatría. En 1906 se convierte en la primera mujer en aprobar los exámenes de asistencia, pero se le negó el acceso al concurso del internado. Sin embargo, gracias a una campaña de prensa que promovió a través del diario feminista La Fronde, gano la causa y fue nuevamente la primera mujer médica que trabajó en un asilo para enfermos mentales. Defendió su tesis en 1904 y se dedicó a la medicina general, promoviendo además los derechos de la mujer y la igualdad de los sexos.


Pocas son las fotos de la dra. Pelletier con ropa de la mujer. Una de ellas es esta del  curso académico 1903/1904, donde todavía tenía el pelo largo y las faldas hasta el tobillo.

Participa activamente en el feminismo y el activismo socialista. En 1906 se convirtió en secretaria de la Solidarité des femmes (Solidaridad con la Mujer), y estableció la organización como una de las organizaciones feministas más radicales de la época. En 1908 representó al grupo en las manifestaciones de Hyde Park por el sufragio femenino .

Durante este periodo, también ayudó a fundar el unificado Partido Socialista francés (como la sección francesa de l'Internationale Ouvrière ) en 1905, se sentó en su consejo nacional hasta la Primera Guerra Mundial , y en la mayoría de los congresos socialistas internacionales antes de la guerra.

Pelletier muestra sus creencias en su vestido y el comportamiento social. Llevaba el pelo corto, vestía trajes de hombre y sombrero hongo; era célibe. Sus acciones fueron percibidas por sus contemporáneos como un desafío a la identidad de género. Ella escribió de su imagen,

“enseñaré los míos [los pechos] cuando los hombres empiecen a llevar alguna clase especial de pantalones para enseñar los suyos".


Colaboradora de revistas como L´Idée libre, revista mensual de educación social, y Libertaire. escribió extensamente sobre el tema de los derechos de las mujeres: La femme en lutte verter droits ses ("mujer que lucha por sus derechos") (1908), Idéologie d'hier: Dieu, la morale, la patrie ("Ideología de ayer : Dios, la moral, a la Patria ") (1910), L'Emancipación sexuelle de la femme (" la emancipación sexual de la mujer ") (1911), Le Droit à l'avortement (" El Derecho al Aborto ") (1913), y L'éducation féministe des filles ("La Educación de las Niñas Feminista") (1914).

En su libro La emancipación sexual de la mujer, dedica un capitulo completo al aborto, y por ese tiempo empezó a practicar gratuitamente interrupciones de embarazo, a pregonar la educación sexual y la planificación familiar. Sus puntos de vista en favor del control de natalidad y el aborto se alinearon estrechamente con la teoria malthusiana, apoyando el uso de control de la natalidad y el aborto de las mujeres.

Trabajó para la Cruz Roja durante la guerra y como masona era miembro de la La Nouvelle Jérusalem  desde 1904. Desde su activismo político en favor de la emancipación de las mujeres, a menudo choca con su logia a pesar de que ésta tiene miembros de ambos sexos.

Viajó ilegalmente a la Unión Soviética en 1921 y escribe Mon voyage aventureux en Russie communiste (Mi azaroso viaje por la Rusia comunista), publicado por primera vez en La Voix de la Femme (La voz de la mujer) a finales de 1921, y como libro en 1922, donde critica el terror, la burocracia, la miseria, el misticismo bolchevique y la situación de la mujer en el mundo comunista.

Madeleine con las candidatas del partido socialista en las elecciones francesas.1910.

En 1926 abandona categoricamente el comunismo y abraza, después de ir y venir, el anarquismo definitivamente. En esta época escribe para la Encyclopédie Anarchiste. En 1927 defiende a Nestor Makhno en el periódico La Fronde. Después escribe novelas utópicas y en 1933 publica su autobiografía La femme vierge (La mujer virgen). Este año también se adhiere al «Grupo Fraternal de pacifistas integrales Mundial».

Pelletier sufre un derrame cerebral en 1937. Sin embargo, siguió practicando abiertamente el aborto y fue arrestada en 1939. Juzgada según la «Loi Scélérate» de 1920, es condenada, pero por razones de salud es internada en el asilo de Épinay-su-Orge (Francia) donde su salud física y mental se deteriora, hasta morir el 29 de diciembre de 1939.




Fuentes: Informativo mujer, no. 164. Wikipedia;  Marisa Avigliano




2 comentarios:

Maria Ibánez Fullana dijo...

Molt interessant. Gràcies.

HYPATIA dijo...

Gracias a ti María.